Venezuela estudia fórmulas para devaluar su moneda – Revista PLUS

Venezuela estudia fórmulas para devaluar su moneda

Ante el progresivo deterioro económico, el Gobierno de Venezuela tendría que aplicar más temprano que tarde fórmulas para ajustar su sobrevaluado bolívar, medida que sería una espada de doble filo porque alentaría la inflación pero aliviaría el crónico desabastecimiento, advierten analistas.

Los economistas pintan un panorama complicado para el país petrolero, con una inflación rozando el 70% al final del 2014 y una contracción de la economía de al menos un 2%, que servirá de antesala a unas cruciales elecciones parlamentarias en el 2015.

El país petrolero cerró el ejercicio pasado con una inflación de 56,2% y una débil expansión de su Producto Interno Bruto (PIB) de 1,3%.

Según los expertos, la manera más rápida y efectiva para hacer rendir los ingresos petroleros, la mayor fuente de ingresos del país, es una devaluación de la moneda que multiplique los dólares que deja cada barril de crudo exportado.

Venezuela mantiene un complicado control de cambio con tres cotizaciones oficiales y una paralela, donde el dólar más barato es casi 10 veces menor a los 70 bolívares por dólar que se paga en el mercado de libre flotación.

Fuentes del Gobierno no autorizadas para hacer declaraciones dijeron a Reuters que el Ejecutivo debate varios escenarios de ajuste que le brinden holgura fiscal sin sacrificar la popularidad del presidente Nicolás Maduro, que está en su peor nivel.

A continuación, algunas de las fórmulas de ajuste monetario que estudia el Gobierno o que vislumbran los expertos:

Eliminación del tipo de cambio más barato: el tipo de cambio de 6,3 bolívares, utilizado para las importaciones primordiales como alimentos y medicinas, sería sustituido por uno cercano a 11 bolívares por dólar, vigente actualmente para tasar las divisas subastadas a través del sistema Sicad 1.

Mantener un solo tipo de cambio oficial: en este escenario, el Gobierno eliminaría los dos tipos de cambio inferiores (de 6,3 y de 11 bolívares/dólar), tasando sus vitales importaciones a casi 50 bolívares por dólar. El dólar paralelo se mantendría por encima del oficial pero con menos oscilaciones.

Comprar tiempo: el Gobierno socialista podría ganar tiempo aplicando una serie de ajustes económicos antes de devaluar la moneda, como incrementar el precio de la gasolina e implementar una anticipada reforma fiscal.

Fuente: La República

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.