El crédito para consumo se encareció 46% en 1 año – Revista PLUS

El crédito para consumo se encareció 46% en 1 año

Tal como lo previó el diario 5días, la era del dinero barato llegó a su fin. Mayor costo del dinero repercute negati­vamente en el comercio y en la economía doméstica. A pesar de ello, el BCP insiste en una política restrictiva, la cual puede encarecer más los préstamos. Tope a interés de tarjeta incide, según analistas.

La tasa promedio ponde­rada es el promedio ajus­tado por la importancia relativa que el saldo de crédito otorgado a cada tasa de interés tiene en el saldo de crédito total.

En este caso, la tasa pro­medio ponderada se ob­tiene de sumar para todos los niveles de tasas efec­tivas a los que la institu­ción otorga crédito.

El promedio ponderado, diciembre del 2015, de la tasa de interés activa para el consumo, en mone­da nacional, del sistema bancario (que no incluye sobregiros y tarjetas de créditos), menores un año, representó una va­riación del 46% en rela­ción al mismo mes, pero del 2014.

La tasa alcanzó los 27,69% en diciembre del año pasado, un aumento de 8,72 puntos porcen­tuales en comparación al 2014.

No obstante, un aná­lisis lineal mensual no demuestra variaciones bruscas durante el 2015.

Por otro lado, la tasa pro­medio a consumo mayores a un año disminuyeron en tan solo 0,8% en relación a diciembre del 2014, unos 0,25 puntos porcentuales para ser más precisos.

ENCARECIMIENTO

Un crédito normal para consumo costó 46% más caro en diciembre del 2015 que en diciembre del 2014, diciembre es un mes muy comercial don­de existe un movimiento continuo de efectivo y de liquidez para el mercado.

Sin embargo, con un en­carecimiento de los cré­ditos al consumo, logró entorpecer más el comer­cio de fin de año, algo que ya venía enlentecido de­bido a factores exógenos e internacionales, una ley de tarjetas que detuvo el consumo, con otro siste­ma de financiación, pero no obstante generaba un flujo de comercio impor­tante al sector.

ANALISTAS

Según analistas del sec­tor bancario, el aumento se debió a la suba de la cartera total de consumo, la intromisión de Inter­fisa al sector bancario, sumando su compra de cartera de la ex financie­ra Ára, hizo que variara de esa forma la tasa pon­derada y no así las tasas ofertadas por los bancos.

Además los bancos de consumo crecieron en sus RRR y continuaron colo­cando. Por otro lado, los préstamos en US$ a vehí­culos crecieron debido a la valuación.

Los analistas coincidie­ron que la ley de tasas de tarjetas de crédito afectó en sí el rubro, consumo, pero en general las tasas se mantuvieron compa­radas con las tasas ofer­tadas.

FUENTE: Diario 5dias

 

Comentarios