Ambiente externo más agitado para Latinoamérica, pero aún favorable – Revista PLUS

Ambiente externo más agitado para Latinoamérica, pero aún favorable

La volatilidad en los mercados externos aumentó recientemente, pero los precios de los activos en América Latina se mantuvieron firmes. De hecho, a fines de febrero, la mayoría de las monedas de América Latina mostraban pequeñas ganancias acumuladas en el año con relación al dólar, mientras que los spreads soberanos permanecieron estables.

Una excepción es Argentina, donde la incertidumbre sobre la política monetaria y el deterioro de las cuentas externas han tenido un impacto negativo en los precios de los activos. A pesar del crecimiento más fuerte y sincronizado en las economías desarrolladas, la recuperación de la actividad en la región aún no es generalizada, según un reporte del Departamento de Estudios Económicos de Itaú Unibanco.

En cuanto a la economía global, la recuperación del dólar sería transitoria. La moneda norteamericana encontró algo de apoyo con relación a la mayoría de las divisas de los mercados desarrollados y de las economías emergentes en febrero a medida que las tasas de interés de los EEUU y las acciones se ajustan a la normalización de la inflación, con indicadores económicos globales que salen desde niveles máximos y el aumento del riesgo de una guerra comercial.

En ese sentido, el informe resaltó “continuamos observando un riesgo limitado de una guerra comercial global, a pesar de los recientes aumentos en los aranceles de importación por parte del presidente Trump (acero, aluminio, lavadoras y paneles solares)”.

Una guerra comercial global equivaldría esencialmente a un choque de productividad (u oferta) negativo, lo que derivaría en una mayor inflación a corto plazo y un menor crecimiento más a largo plazo. El conflicto daña a todos los consumidores y beneficia a pocas industrias, por lo que los políticos deberían verse perjudicados a mediano plazo, incluido el presidente Trump.

Por su parte, en Paraguay la actividad sigue firme y las importaciones crecen a buen ritmo. El indicador IMAEP se expandió 3,4% anual en enero y 2,1% respecto a diciembre en términos desestacionalizados. Excluyendo la agricultura y las binacionales se expandió aún más (4,2% anual y 4,2% desestacionalizado). De acuerdo a este indicador, la actividad se expandió 4,4% anual el año pasado, superando la proyección de crecimiento de 4% para ese año.

En lo que se refiere al mercado de divisas paraguayo, el reporte de Itaú Unibanco indicó que: “mantenemos nuestra proyección de tipo de cambio en 5.800 guaraníes por dólar para fin de año. Para 2019 esperamos que el tipo de cambio se mantenga estable en términos reales”.

 

Comentarios