Itaú divulga los resultados de su desempeño económico, social y ambiental en su reporte de sustentabilidad 2018 – Revista PLUS

Itaú divulga los resultados de su desempeño económico, social y ambiental en su reporte de sustentabilidad 2018

Banco Itaú Paraguay, a través de su reporte de sustentabilidad 2018, dio a conocer las informaciones sobre sus prácticas y resultados en la gestión de sus públicos de interés y su impacto ambiental, junto con datos sobre su desempeño financiero y económico.

En la foto: Patricia Torrents, gerente de calidad de servicio y de sustentabilidad de banco Itaú.

Asunción (Paraguay) 20 de junio 2019 – Como un ejercicio de transparencia, la entidad financiera presentó su nuevo reporte de sustentabilidad en un encuentro realizado el jueves 20 de junio, del que participaron colaboradores y aliados del banco y de la fundación Itaú junto a representantes de instituciones públicas y privadas con las que mantiene relacionamiento.

“En este reporte compartimos los principales resultados de nuestros frentes estratégicos. Dar prioridad a mejorar la experiencia y calidad de vida de nuestros colaboradores, nos permite tener un equipo comprometido con entregar soluciones financieras innovadoras a nuestros clientes; para quienes buscamos puedan disfrutar cada vez más de su tiempo y quienes a través de su elección nos dan la oportunidad de seguir contribuyendo con el desarrollo de nuestra sociedad”, dijo Patricia Torrents, gerente de calidad de servicio y de sustentabilidad de banco Itaú.

REPORTE

El contenido del reporte se adecua a los estándares de la metodología global para la construcción de memorias de sostenibilidad -global reporting initiative- y a los lineamientos para el desarrollo de comunicaciones de progreso del Pacto Global de las Naciones Unidas pues Itaú es participante de este compromiso voluntario desde 2013. Por esto, año a año, divulga información sobre prácticas e iniciativas del banco vinculadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El reporte empieza con secciones de informaciones generales sobre el perfil de la empresa, sus valores, historia, sus estructuras de gobierno y gestión de riesgos, los lineamientos de la gestión de ética y los resultados de las acciones realizadas para atender los desafíos establecidos en torno a sus frentes estratégicos: centralidad en el cliente, transformación digital, gestión de personas, gestión de riesgos y rentabilidad sustentable.

En cuanto al desempeño económico y financiero, el índice de eficiencia operativa del banco se situó en 2018 en 42,06%, lo que implicó una mejora de 4 puntos porcentuales en comparación al año 2017. Por otro lado, el valor económico generado en el país por todos los negocios y operaciones de Itaú ascendió a G. 1.477.283 millones.

En la sección sustentabilidad del reporte, se revisan todas las prácticas que mantiene Itaú con sus colaboradores, clientes, proveedores y la sociedad; además de incluir resultados sobre su gestión ambiental.

Sobre colaboradores, el documento presenta informaciones sobre la composición del equipo, los procesos de selección, capacitación y evaluación de desempeño, los beneficios y remuneraciones e iniciativas de calidad de vida y de salud y seguridad ocupacional. En el año, Itaú fue elegido por tercera vez consecutiva como la mejor empresa para trabajar en Paraguay por Great Place to Work.

Una de las iniciativas destacadas en 2018, fue el diagnóstico realizado sobre salud y seguridad en el trabajo en el que fueron evaluadas 82 posiciones de trabajo en 13 centros de operación del banco para identificar oportunidades que permitan ofrecer un ambiente más seguro para los colaboradores.

Sobre la formación de los equipos, se han invertido más de 14.900 horas de entrenamiento. Otro dato interesante es que del total de colaboradores, el 57% es mujer y el 49,5% de los cargos de gestión están ocupados por mujeres.

En cuanto a clientes, más de 8.600 personas participaron de charlas sobre uso consciente del dinero a lo largo del año en 40 localidades del país. Con la intención de incorporar las expectativas de los clientes a los procesos de mejora continua, 16.800 clientes fueron consultados a través de encuestas, grupos focales y entrevistas individuales.

En el año, Itaú desarrolló más de 80 iniciativas de mejora de procesos para mejorar la experiencia de clientes con los servicios y productos del banco. Además, más de 30.000 productos fueron contratados a través de canales digitales y fueron realizadas más de 11 millones de transacciones en las plataformas digitales. El reporte enuncia, asimismo, que se encuentran digitalizados el 45,3% de clientes personas físicas y el 77,2% de clientes personas jurídicas con cuentas.

Sobre los proveedores, el 98% de los pagos en 2018 por la compra de bienes y la contratación de servicios, fueron realizados a empresas paraguayas. Al cierre del año, el banco contaba con más de 900 proveedores activos adheridos al código de ética de proveedores de Itaú.

Al respecto del desarrollo de la sociedad, desde el banco y la fundación Itaú se emprendieron 86 iniciativas en temas relacionados con educación, cultura, arte, liderazgo, inclusión, niñez y adolescencia; y medio ambiente que alcanzaron a más de 130.000 personas de 74 localidades del país. Parte de este impacto se debió al trabajo de colaboradores de Itaú que actuaron como voluntarios de los programas de voluntariado corporativo en los cuales fueron donadas más 8.000 horas de trabajo.

“Desde la fundación ponemos en práctica el propósito de Itaú de estimular el poder de transformación de las personas. Por esto, en el año hemos trabajado en alianza con 40 organizaciones en proyectos de educación y cultura, alcanzando a personas de más de 45 localidades de país”, señaló Alexandra Niz, directora ejecutiva de la fundación Itaú.

En el capítulo medio ambiente, el reporte presenta el modelo de gestión ambiental que sigue el banco. Entre los resultados destacados, se encuentra que, como consecuencia del proceso de recolección selectiva de residuos en oficinas del banco, se pudo reciclar más de 6 toneladas de materiales. Además, por la modificación de materiales utilizados en correspondencias enviadas a clientes, se dejaron de consumir más de 2 toneladas de papel.

En el año, mediante una alianza con la fundación Moisés Bertoni para el mantenimiento de la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú, el banco logró compensar 4,1 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO₂e) emitidas desde 2011. Otro dato destacado, en cuanto al impacto ambiental del negocio, es que en el año se incorporó el flujo de principios de Ecuador al análisis de créditos otorgados a clientes corporativos. Además, más de 1.700 clientes de la banca corporativa, fueron registrados en el sistema de riesgo socio-ambiental de Itaú para asignarles niveles de riesgo en relación a su impacto social y ambiental.

El reporte, en su sección final presenta los desafíos en los que se encuentra trabajando el banco para 2019 en cuanto a la satisfacción de clientes, la gestión de personas, la transformación digital y la sostenibilidad del negocio.

El reporte de sustentabilidad 2018 -junto a sus versiones anteriores- se encuentra disponible en el sitio web del banco www.itau.com.py

En la foto: Patricia Torrents, Viviana Varas y Alexandra Niz.

Comentarios