El dólar rompe la barrera psicológica de los 6.800 guaraníes – Revista PLUS

El dólar rompe la barrera psicológica de los 6.800 guaraníes

Con holgura, la divisa norteamericana se hace fuerte en el mercado local.

En las operaciones del miércoles, cerró en G. 6.812.

Depreciación acumulada del 5,46% en lo que va del año.

La demanda está liderada principalmente por empresas multinacionales y grandes importadores, según un reporte de Basa.

La demanda persistente y siempre insatisfecha del mercado cambiario llevó al tipo de cambio a los 6.800 guaraníes por dólar, dentro de lo que se conoce como mercado de cheque y transferencia. “El mercado de cheque y transferencia es el mercado en el cual se liquidan las importaciones y exportaciones del país, es por eso que este tipo de cambio es el relevante dentro de la economía paraguaya”, explicó Gustavo Rivas, presidente de Basa Capital.

La demanda liderada principalmente por empresas multinacionales y grandes importadores siguen prefiriendo a la divisa norteamericana que al guaraní al momento de dejar en caja el producto de sus ventas. Hay que recordar que el Ministerio de Hacienda y el Banco Central han tomado medidas para alentar la reactivación económica en este proceso pandémico que estamos viviendo.

Esto ha originado que el mercado cuente con suficiente liquidez, y hoy los actores de la economía están empezando a tener caja y salen al mercado a demandar divisas.

Iniciamos el año 2020 con un nivel de G. 6.440 y muy rápidamente vimos una presión hacia el alza. El BCP estuvo interviniendo el mercado cambiario de forma permanente todos los días y al día de hoy, ya superamos la barrera psicológica de los 6.800 guaraníes.

En las operaciones del miércoles (1), cerró en G. 6.812: esto representa una depreciación acumulada del 5,46% en lo que va del año. A pesar de esto, el guaraní sigue siendo la moneda que menos perdió valor frente al dólar en la región.

“Desde Basa Capital vemos a un tipo de cambio presionado al alza, con un Banco Central interviniendo e intentando suavizar esta escalada, pero la tendencia sigue siendo alcista. Ubicamos soportes en el orden de 6.700, 6.650 o pisos en estos precios; y techos estamos ubicando en 6.850, 7.000. Dependerá de la voluntad del BCP de la decisión que tenga de seguir interviniendo el mercado cambiario para que podamos evitar una devaluación menor”, finalizó Rivas.

Comentarios