Paraguay: leve contracción de la actividad en 2020 – Revista PLUS

Paraguay: leve contracción de la actividad en 2020

De acuerdo al indicador de actividad mensual del Banco Central la actividad se contrajo 0,5% en 2020 debido a los efectos negativos de la cuarentena, pero con una fuerte recuperación desde 3T20.

ESCENARIO MACRO – PARAGUAY

Crédito: Juan Carlos Barboza, Diego Ciongo. Departamento de Investigación Macroeconómica de Itaú Unibanco.

– Para 2021 estimamos un crecimiento de 4% debido a la normalización de actividades.

– El gobierno de Paraguay colocó 826 millones de dólares en los mercados internacionales de crédito. Una parte corresponde a dinero fresco para financiar el déficit y otra a una operación de canje de deuda. Estimamos que la deuda pública llegará a 34,2% del PIB a fin de año.

– La inflación se aceleró liderada por el precio de la carne. Para 2021 estimamos una inflación de 3,0%, desde 2,2% en 2020. Estimamos que la tasa de interés finalizará este en año en 2%, desde el actual nivel de 0,75%.

ESPERANDO EL ARRIBO DE LAS VACUNAS

Primeras vacunas aseguradas. Las autoridades informaron que negoció con el fondo ruso por la provisión de 1 millón de dosis de Sputnik V, sumado a 300 mil dosis del mecanismo Covax. Todavía no está definido cuando arribarán los primeros lotes de vacunas. Mientras tanto, los casos de Covid se estabilizaron en el margen en torno a 120 casos por millón de habitantes, mientras que la tasa de mortalidad también se estabilizó en torno 2,2 casos usando la misma medición.

La actividad cayó 0,5% en 2020. El índice oficial proxy del PIB (IMAEP) creció 6,3% desestacionalizado y anualizado en 4T20, liderado por la construcción, la ganadería y algunas industrias. En términos interanuales, el índice se mantuvo estable en 4T20 respecto de igual trimestre de 2019. El arrastre estadístico para 2021 se ubicó en 2,5%. Los datos de cuentas nacionales que confirmen o no este crecimiento serán publicados el próximo 26 de marzo.

Mantenemos nuestra proyección de crecimiento del PIB para 2021 de 4,0%, con un mejor desempeño de todos los sectores. Si bien el arrastre estadístico para 2021 es elevado, el retraso en el programa de vacunación y las medidas de distanciamiento social potencialmente más estrictas son un riesgo para nuestro pronóstico.

La inflación se acelera en el margen. Los precios al consumidor subieron un 0,5% mensual en enero, llevando la inflación de doce meses a 2,6%, desde 2,2% en diciembre. En el margen, la inflación anualizada para el trimestre móvil a enero se mantuvo en 7,4%. La inflación núcleo aumentó un 0,2% mensual, dejando la lectura interanual estable en 1,9%. Mantenemos nuestra proyección de inflación de 3,0% para 2021 en línea con una actividad más dinámica. Asimismo, esperamos que el Banco Central suba la tasa de interés de política monetaria en el corto plazo y terminando el año en 2,0%, desde el actual nivel de 0,75%. Por su parte, estimamos que el tipo de cambio se mantendrá estable en términos reales alcanzando una paridad de 7.000 guaraníes por dólar a fin de 2021.

NUEVA EMISIÓN DE BONOS GLOBALES

Apetito por activos paraguayos. El gobierno colocó 826 millones de dólares en los mercados internacionales a través de dos instrumentos. Un título a 11 años de plazo por 600 millones de dólares con una tasa de interés de 2,73%, y el resto con un bono a 30 años a una tasa de 5,4%. Del total colocado, 487 millones de dólares se utilizarán para financiar el déficit fiscal y el resto a la recompra de deuda existente con vencimiento en 2023.

Con esta colocación, la deuda externa pública ascendería actualmente a 10,2 mil millones de dólares (28% del PIB), mientras que la deuda bruta pública total se ubicaría actualmente en torno a 32% del PIB (12.000 millones de dólares). Cabe destacar que las reservas internacionales, por su parte, ascienden a 9,9 mil millones de dólares y alcanzan para cubrir casi la totalidad de la deuda externa pública.

Apuntando al grado de inversor. Recientemente la agencia de crédito Fitch se pronunció positivamente sobre la nueva regla fiscal que establece la convergencia al déficit fiscal de 1,5% del PIB para el año 2024 desde 6,2% el año pasado. Fitch califica actualmente con BB+ (perspectiva estable) a la deuda soberana, un solo escalón por debajo del grado de inversor. Para 2021 esperamos una reducción del déficit fiscal a 4,0% del PIB, apoyado en la recuperación de la actividad económica y la recaudación tributaria, así como por la reducción del programa de asistencia por el COVID-19.

Mayor precio de la soja y gradual apertura de las fronteras llevarían a un mayor superávit comercial. Para 2021 estimamos un superávit comercial de 2,0 mil millones de dólares, desde 1,5 mil millones en 2020. Las exportaciones serían impulsadas por el alza de los precios de la soja y por la recuperación del comercio fronterizo (fuertemente golpeado en 2020). Las importaciones, por su parte, esperamos que aumenten por el crecimiento económico esperado y una mayor cotización del petróleo. Así, esperamos en 2021 un superávit de cuenta corriente de 2,9% del PIB, desde un estimado de 1,5% del PIB en 2020.

Estudio macroeconómico – Itaú

Mario Mesquita – Economista Jefe

Comentarios