La economía paraguaya cae 0,6% en el 2020, Banco Central – Revista PLUS

La economía paraguaya cae 0,6% en el 2020, Banco Central

El Producto Interno Bruto (PIB) trimestral registró un crecimiento interanual de 1,0% en el cuarto trimestre de 2020 y, con este resultado, acumuló una caída de -0,6% al cierre de 2020, informó el Banco Central del Paraguay (BCP).

El boletín remitido refiere que, desde el enfoque de la oferta, las actividades económicas con mayor incidencia positiva en el comportamiento interanual han sido la construcción, gran parte de la manufactura y la ganadería. No obstante, tanto los servicios, la agricultura y la producción de energía eléctrica han mostrado resultados adversos.

Desde la perspectiva del gasto, los componentes con mayor incidencia positiva han sido el consumo público y las exportaciones netas. A su vez, el consumo privado y la formación bruta de capital fueron los componentes que aminoraron el crecimiento del trimestre.

Desde el enfoque de la producción agrícola, conforme a los últimos datos oficiales del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la agricultura ha registrado una disminución de -3,8% con respecto al mismo trimestre de 2019 y acumuló un crecimiento de 9,1% al cierre de 2020.

El resultado observado en el trimestre ha respondido fundamentalmente a los menores niveles de producción de la soja, acompañados de otros rubros agrícolas, como el trigo y la mandioca. No obstante, estos resultados han sido parcialmente atenuados por las variaciones positivas registradas en la producción de caña de azúcar, arroz y maíz.

La actividad ganadera, forestal, pesca y minería ha presentado un incremento de 3,9% con respecto al mismo trimestre de 2019, acumulando así un incremento de 2,0% al último trimestre de 2020.

El resultado del trimestre está explicado principalmente por el mayor nivel de faenamiento de ganado bovino, porcino y de aves. En cuanto a los otros productos pecuarios, la producción de leche cruda presentó resultados positivos, no así la producción de huevos.

Las actividades manufactureras han registrado una variación interanual positiva de 3,1% con respecto al mismo trimestre de 2019, mientras que, de forma acumulada al cuarto trimestre del 2021, registró una leve disminución de -0,5%.

El resultado del trimestre ha estado explicado por el mejor desempeño en la producción de carnes, productos químicos, aceites, molinerías y panaderías, productos metálicos y metales comunes. No obstante, estos resultados se vieron atenuados por las variaciones negativas registradas en la producción láctea, minerales no metálicos, papel y productos del papel.

El sector de la construcción ha presentado un crecimiento de 18,1% en su desempeño interanual respecto al mismo trimestre de 2019. Con este resultado, la variación acumulada al cuarto trimestre de 2020 fue de 12,6%. El comportamiento de la actividad ha estado influenciado principalmente por el mayor dinamismo observado en la ejecución de las obras tanto privadas como públicas.

El sector de electricidad y agua (que incluye a las binacionales) ha observado una disminución interanual de -3,0% con respecto al mismo trimestre del año anterior. De forma acumulada en el cuarto trimestre de 2020, se registró una caída de -1,8%.

Por su parte, la menor generación de energía eléctrica de las binacionales del trimestre sigue siendo explicada por el reducido caudal hídrico del río Paraná. No obstante, dichas disminuciones han sido amortiguadas por el incremento interanual registrado en la distribución.

El sector servicios registró un resultado interanual levemente negativo de -0,8% en el cuarto trimestre de 2020, en gran medida como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria. Sin embargo, se resalta la menor desaceleración verificada en comparación al segundo y tercer trimestre (con reducciones de -10,9% y -3,8%, respectivamente).

Finalmente, el sector cerró el 2020 con una retracción acumulada de -3,3% En el comportamiento interanual de los servicios han incidido negativamente los desenvolvimientos de los restaurantes y hoteles, el comercio, los servicios a las empresas y a los hogares.

En contrapartida, los servicios gubernamentales, las telecomunicaciones, la intermediación financiera y los servicios de transporte han presentado un desempeño positivo.

Comentarios