Facturación de Tape Ruvicha, del grupo Pappalardo, presenta alta volatilidad – Revista PLUS

Facturación de Tape Ruvicha, del grupo Pappalardo, presenta alta volatilidad

La venta de vehículos nuevos, que significa casi el 90% de la facturación de la compañía, es altamente sensible a los ciclos económicos, los que, en el caso paraguayo, se ven muy influidos por el rubro agrícola, informó la calificadora de riesgo Feller Rate.

Debido a esto, tanto las ventas como los márgenes de Tape Ruvicha presentan una alta volatilidad, especialmente en 2012 y 2015. Ellos fueron afectados por la sequía y los bajos precios de los granos, respectivamente, implicando una menor venta de maquinaria agrícola.

La compañía, que cuenta con  238 funcionarios y 3 sucursales, está presidida por Pablo Xavier Pappalardo Bedoya. En 2015 ganó US$ 1,07 millón (5.895 millones de guaraníes) una disminución del 52% con relación al año anterior.

Por su parte, la rentabilidad para sus accionistas también bajó hasta 7%; desde el 17% que ostentaba al finalizar el ejercicio 2014, según un reporte de la bolsa de Asunción.

Tape Ruvicha se ubicó en la posición 44 en el ranking de eficiencia de las compañías que operan en la bolsa de Asunción en 2015. Su Índice de Eficiencia Empresarial (IEE) fue de 0,88 según un informe de la consultora Business Intelligence Services (BIS), publicado en la edición impresa de Revista PLUS de julio de 2016. 

CALIFICACIÓN

Feller Rate confirmó en “BBB+py” las calificaciones de la solvencia y los bonos de Tape Ruvicha SAECA. La tendencia de la clasificación es “Estable”.

El rating asignado a la solvencia y bonos de Tape Ruvicha, del grupo Pappalardo, refleja la representación de un portafolio de marcas con buen posicionamiento y una relevante participación de mercado, especialmente, en el rubro de maquinaria de uso agrícola.

Asimismo, considera el respaldo de sus accionistas, reflejado, en parte, por la mantención de una política de capitalización de dividendos, informó la calificadora de riesgo Feller Rate.

En contrapartida, la calificación incorpora su participación en industrias altamente competitivas, expuestas a riesgos relacionados al ciclo económico y al rubro agrícola; y un ciclo de negocios que implica relevantes requerimientos de capital de trabajo.

Por otra parte, refleja una ajustada liquidez y una deuda financiera concentrada, aunque cada vez menos, en el corto plazo.

NEGOCIOS

Tape Ruvicha, fundada en 1973 por José Pappalardo, tiene como actividad principal la representación de las marcas Ford y New Holland, para vehículos y maquinarias nuevas y usadas, donde posee participaciones de mercado relevantes, principalmente en el rubro agrícola.

Adicionalmente, la compañía posee la representación de las marcas de filtros Wega y de equipos de análisis clínico Beckam– Coulter.

La venta de vehículos y maquinaria nueva de marca Ford y New Holland, además de sus respectivos servicios y repuestos, representaron, en conjunto, un 87,2% de los ingresos de la compañía, a septiembre de 2016.

El restante porcentaje correspondió a la comercialización de vehículos y maquinarias usadas (10,4%) y a la comercialización de equipos de análisis clínico (2,5%).

La venta de maquinaria agrícola está fuertemente asociada a los ciclos de la industria agraria local, expuesta a riesgos climáticos y fitosanitarios, además de la variabilidad del precio de los commodities agrícolas a nivel global.

Por su parte, la demanda de vehículos nuevos es altamente sensible a los ciclos económicos, los que, en el caso paraguayo, se ven muy influidos por el rubro agrícola.

Producto de lo anterior, tanto las ventas como los márgenes de Tape Ruvicha presentan una alta volatilidad, especialmente en 2012 y 2015. Ellos fueron afectados por la sequía y los bajos precios de los granos, respectivamente, implicando una menor venta de maquinaria agrícola.

Esta volatilidad también se refleja en los indicadores de cobertura, los que, en 2015 y 2016, se vieron afectados, además, por el mayor nivel de apalancamiento de la compañía a nivel estructural, informó Feller Rate.

Por otra parte, debido a la operativa normal de la industria automotriz, donde los pedidos son hechos de manera anticipada y la venta se realiza en su mayoría a crédito, existen fuertes requerimientos de inversión en capital de trabajo, cuyo financiamiento ha sido principalmente mediante deuda de corto plazo y capitalización de dividendos.

En 2015, la caída en las ventas y el pago de deudas con proveedores derivó en un aumento del endeudamiento financiero de la compañía, que alcanzó 1,1 veces, y en un flujo de caja neto operacional deficitario.

A septiembre de 2016, este último logró revertirse gracias a la mayor recaudación y al menor pago a proveedores. Por todo lo anterior, la liquidez se considera ajustada.

TENDENCIA: ESTABLE 

La tendencia considera que la compañía refinanciará sus pasivos de corto plazo y mantendrá su política conservadora de dividendos, lo que se verá reflejado en indicadores de endeudamiento financiero y de cobertura de deuda financiera sobre ebitda que se mantendrán en los rangos actuales, según Feller Rate.

Tipo de cambio: 1 dólar = 5.800 guaraníes