El crecimiento de los depósitos quedó casi a la par de la inflación en el 2013 – Revista PLUS

El crecimiento de los depósitos quedó casi a la par de la inflación en el 2013

Las altas tasas de devaluación e inflación llevan a la gente a desprenderse de los pesos, lo que ha deteriorado la captación de depósitos en términos reales por parte de los bancos, y ese deterioro se ha trasladado a la montos prestados.

Un informe de Finsoport concluyó que en 2013 “la economía argentina tiene menos crédito bancario en términos reales que hace un año”, porque “claramente los bancos han comenzado a ser una opción cada vez menos atractiva para los ahorristas e inversionistas”.

cc200114f003i07.jpg_1160837652

La expansión de los depósitos (29,17%) y préstamos (34,16%) del sector privado en 2013 fue menor a la registrada el año anterior (40,95% y 41,3%, respectivamente), a la par que la inflación anual aumentaba 4 puntos de un año al otro (de 24,1% a 28%), según la consultora.

“Varios renglones de préstamos han quedado por debajo o casi a la par de la expansión de precios, es decir, su capacidad adquisitiva se mantuvo estancada o en descenso”, agregó.

El mayor deterioro se observó en los depósitos en cuenta corriente, asociados al giro comercial, que crecieron por debajo de la inflación (21,35%).

En tanto, los depósitos a plazo fijo, asociados al fondeo de los créditos, crecieron 33%, apenas 5 puntos sobre la inflación, cuando el año anterior la habían duplicado.

La aceleración de la inflación y la devaluación de fines de 2013 profundizó esta tendencia.

Según un informe de Economía & Regiones (E&R), las tasas de inflación (34%) y devaluación oficial (47%) del último trimestre anualizadas afectaron la monetización de la economía haciendo que la demanda del público de billetes y monedas y los depósitos en cuenta corriente del sector privado se hayan reducido en términos reales (-3% y -6% interanual, respectivamente), en diciembre pasado. Y los depósitos a plazo fijo y en cajas de ahorro se hayan desacelerado al 3% y 6%, respectivamente, en términos reales.

“En respuesta al avance inflacionario los agentes se desprenden del dinero más líquido. El cepo obstaculiza, en parte, que la caída en la demanda de dinero sea más contundente. Aun así, el público de mayor poder adquisitivo demanda coches importados o viajes al exterior como activo sustituto de los dólares billetes. Esta demanda que se reflejaba en la caída de reservas internacionales empieza a manifestarse en una desaceleración y caída de los agregados monetarios”, concluyó E&R.

Así fue que la Badlar subió más de 6 puntos porcentuales los últimos 12 meses (a 21,56%). Pero para Finsoport, “un aumento de la tasa de interés no resolvería sustancialmente el problema que se origina en el desequilibrio fiscal y su traslado al sector externo de la economía”.

En tanto, los bancos sufrieron una merma de casi 3 puntos porcentuales en su nivel de liquidez en 2013.

Fuente: El Cronista

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.