Huawei se suma al verano encarnaceno con actividades para toda la familia – Revista PLUS

Huawei se suma al verano encarnaceno con actividades para toda la familia

El verano 2016 se vive a pleno en las playas de Encarnación de la mano de Huawei a través de las diversas actividades propuestas en sus paradores de las playas San José y Mboi Ka’e. Atardeceres con buena música y diversión son los condimentos de una temporada que promete muchas sorpresas.

Encarnación 2016-  Las playas de Encarnación convocan a un gran número de turistas cada fin de semana quienes se congregan ante las aguas del río Paraná para disfrutar del Sol y las diversas actividades que allí se desarrollan para toda la familia.

Es por ello que Huawei decidió desembarcar en la Perla del Sur con sus paradores en las playas San José y Mboi Ka’e, en donde la temporada estival se vive en medio de buena música, atractivos premios de la marca y todo lo mejor de la tecnología Huawei.

Los atardeceres son tomados por las chicas de la brigada Huawei, quienes a bordo de un vistoso jeep recorren los principales puntos de las playas encarnacenas para distribuir a los veraneantes obsequios como gorras, esterillas, pañoletas y zapatillas. Además, en los paradores Huawei podés disfrutar del servicio de WIFI y recarga de celulares mediante las torres de energía disponibles para todos los visitantes.

El ritmo del verano de la mano de Huawei

Como parte de la campaña de verano de Huawei en Encarnación, se celebró recientemente en la playa Mboi Ka’e la presentación correspondiente a la tercera edición de la gira Los Ojos Rojos Tour junto a Claro Club, con la música de los Kchiporros junto a otras agrupaciones nacionales.

Además, son imperdibles los atardeceres musicales denominados “Funset” en el parador de la playa San José, en donde los visitantes son agasajados con bebidas frescas y juegos desafiantes.

El verano Huawei en Encarnación continúa durante todo febrero con todos los servicios y atractivos disponibles en los paradores de las playas San José y Mboi Ka’e.

Comentarios