BBVA Paraguay mantiene su calificación de riesgo – Revista PLUS

BBVA Paraguay mantiene su calificación de riesgo

La intermediaria conservó su rating en “AAApy” con tendencia “Estable”, según informó Feller Rate; por su fuerte posición competitiva pese a escenarios de estrés y de alta competencia que ha experimentado el banco. Cuenta además con un amplio acceso a fuentes de financiamiento diversificadas que favorecen su posición de liquidez.

Entre los puntos débiles se remarcan los márgenes relativamente más bajos e incrementos puntuales del gasto en riesgo que impactan negativamente sus retornos. Sumada la alta concentración de sus colocaciones en el sector agropecuario y la elevada competencia en sus segmentos objetivo.

Análisis

BBVA Paraguay es filial de BBVA SA, grupo financiero global que ofrece productos y servicios a clientes particulares y empresas con presencia internacional en 35 países.

El banco en Paraguay, posicionado en el segmento mayorista, otorga créditos comerciales principalmente a empresas vinculadas al sector agropecuario. Luego de la caída en la actividad en 2012 y tras la definición de un nuevo foco de negocios más conservador, el banco retomó el crecimiento más dinámico, promediando un 17,5% entre 2013 y 2015.

A diciembre de 2015, tenía un 10,7% de las colocaciones totales netas del sistema, ubicándose en 4° lugar en el ranking.

Márgenes

La entidad exhibe márgenes en rangos inferiores al sistema financiero por su orientación al segmento mayorista y, al igual que los de la industria, presentan una tendencia negativa influenciada por la creciente competencia y la mayor liquidez observada. A diciembre de 2015, su resultado operacional bruto sobre activos era de 4,6%, menor al 7,6% de la industria.

En 2011 BBVA Paraguay comenzó un proceso de reorganización y fortalecimiento de su estructura organizacional, lo que implicó un deterioro de sus indicadores de eficiencia. No obstante, el indicador de gastos de apoyo sobre activos disminuyó de 3,1% a 2,5% entre 2012 y diciembre de 2015, ubicándose por debajo del 3,8% del sistema.

Mora

Luego del deterioro de la cartera observado en 2011 y 2012, los avances en gestión crediticia y una política más conservadora impulsada por su controlador permitieron mejorar los niveles de morosidad de la cartera y disminuir el gasto en riesgo hasta 2014.

Pese a ello, durante 2015, la entidad se vio expuesta nuevamente a los malos resultados del sector agrícola y a un cliente puntual de tamaño relevante, incrementando fuertemente su nivel de cartera vencida a un 3,1% y aumentando el gasto en previsiones a un 1,4% de los activos, a diciembre de 2015.

Así, pese a exhibir mejoras paulatinas en eficiencia, la evolución negativa de sus márgenes y eventos puntuales de riesgo de crédito han llevado a que la rentabilidad del banco se ubique constantemente por debajo del sistema desde 2011. A diciembre de 2015, la rentabilidad antes de impuestos sobre activos fue de 1,2% mientras que la del sistema alcanzó un 2,5%.

Su adecuada política de capitalización ha permitido mantener un índice de solvencia holgado respecto al límite normativo. A diciembre de 2015, el indicador de patrimonio efectivo sobre activos y contingentes ponderados por riesgo era de 15,8%.

Comentarios