Paraguay se encamina al grado de inversión – Revista PLUS

Paraguay se encamina al grado de inversión

En la foto: Mario Abdo Benítez (46) presidente electo de Paraguay, tras ganar los comicios celebrados el domingo 22 de abril.

Fitch Ratings no anticipa cambios significativos en la política económica de Paraguay tras la elección de Mario Abdo Benítez, y cree que con el nuevo gobierno habrá una fuerte disciplina fiscal. “El foco de Abdo Benítez en elevar los ingresos (gubernamentales) para aumentar el gasto sugiere que intenta mantener la disciplina fiscal”, dijo el comunicado de Fitch.

Según el reporte de la calificadora internacional de riesgos Fitch Ratings, la buena posición económica del país es un gran impulso para que el próximo gobierno inserte a Paraguay entre los mercados con grado de inversión.

La calificadora resaltó en su informe la intención del próximo gobierno de Mario Abdo Benítez (que asume el 15 de agosto) de aumentar la base tributaria, reducir la evasión fiscal y el aumento del gasto en educación, así como aplicar reformas al sistema judicial y mejorar la eficiencia en las instituciones públicas.

De igual forma, hizo énfasis en el ratio deuda/PIB (alrededor del 26%) que se mantiene por debajo de la media de la región, gracias a la promulgación de la ley de responsabilidad fiscal, informó Puente.

Respecto a las estimaciones de crecimiento del PIB, proyecta un sólido crecimiento (alrededor del 4%), superando al promedio de la región y por encima de la media de países con su calificación actual (BB). 

LOS GRANDES RETOS 

El nuevo presidente de Paraguay, un político conservador, tendrá que administrar a un país con 7 millones de habitantes (sin salida al mar), rico en hidroelectricidad pero que no logra reducir su índice de pobreza con la misma velocidad que crece su economía, en promedio 4% anual.

El país -que basa su economía en exportaciones agropecuarias- tiene una enorme concentración de la riqueza. Más del 85% de las tierras cultivables de Paraguay se encuentran en manos del 2% de la población.

La pobreza afecta a 26,4% de los paraguayos y la informalidad alcanza a 40% de la economía, según los especialistas.

El gran desafío del nuevo gobierno principalmente es la gran desigualdad social, además de la precaria infraestructura y la debilidad de las instituciones. La educación así como la salud pública atraviesan una grave crisis.

QUÉ DICEN LAS CALIFICADORAS DE RIESGO SOBRE PARAGUAY

– Fitch Ratings: en diciembre de 2017 mantuvo el rating de Paraguay en BB (a 2 peldaños del grado de inversión), pero mejoró la perspectiva de estable a positiva.

– Moody’s Investors Service: en junio de 2016 confirmó la calificación Paraguay en Ba1 (solo a un escalón del investment grade) y mantuvo la perspectiva estable.

– Standard & Poor’s: en junio 2016 mantuvo la calificación de la deuda soberana paraguaya en ‘BB’, aunque bajó su perspectiva de ‘positiva’ a ‘estable’. El país se ubica a dos peldaños del grado de inversión, según el rating de S&P.

Comentarios