Conacom pone en riesgo contrato de US$ 55 millones entre Tigo y la APF – Revista PLUS

Conacom pone en riesgo contrato de US$ 55 millones entre Tigo y la APF

La intervención estatal puede acarrear la caída del acuerdo sobre derechos televisivos.

Esto representaría una pérdida de unos US$ 55 millones para los clubes de fútbol. 

“El fútbol es de los clubes y de la APF y por lo tanto podemos elegir a quien nos paga mejor para vender los derechos de televisación. La acción de un organismo regulador no puede tener efectos retroactivos sobre un contrato celebrado entre privados”, sostuvo Robert Harrison, presidente de la APF.

Una reunión de urgencia tuvo lugar en la siesta de este martes (11) en la sede central de la Asociación Paraguaya de Fútbol, convocada por su presidente, Robert Harrison Paleari, y de la que tomaron parte los vicepresidentes Carlos Sosa Jovellanos y Javier Díaz de Vivar, los presidentes de clubes de Primera División y presidentes de clubes de las Divisionales Intermedia, Primera B, Primera C y del Fútbol Femenino, así como representantes de las Divisionales de Futsal FIFA y Fútbol Playa.

En la misma se analizó el momento clave para la supervivencia del fútbol paraguayo que se vive en estos momentos ante el ataque jurídico al contrato de televisación de los torneos de la APF que, a través de la Comisión Nacional de la Competencia (Conacom) efectúan algunas empresas de TV por cable, las que pretenden acceder al contenido de los derechos, poniendo en riesgo el vigente contrato con la empresa Tigo.

Esta intervención de la Conacom puede acarrear la caída del acuerdo con Tigo y la pérdida de los montos ya asegurados para los clubes de todas las divisiones hasta el año 2023 (unos 55 millones de dólares).

La APF y todos los clubes asumen una postura férrea en defensa del contrato legal, vigente y ampliamente beneficioso para asegurar el futuro de todos los clubes de todas las divisiones del fútbol paraguayo (Primera División, Intermedia, Primera B, Primera C, Femenino, Futsal FIFA y Fútbol Playa).

Exponentes de todas las divisionales, categorías y modalidades del fútbol paraguayo mostraron hoy su absoluta unidad ante este desafío externo que busca desangrar o herir de muerte al deporte que nos apasiona y que une a todos los paraguayos, según un comunicado de prensa.

En contrato vigente con la firma Tigo fue negociado a mediados del año pasado, en plena vigencia de la pandemia, mediante el cual se mejoraron superlativamente los ingresos para los clubes, otorgando en estos momentos de incertidumbre, ingresos seguros y previsibilidad para el futuro cercano.

Dicho contrato contó con la aprobación unísona de los 12 clubes de Primera División del 2020 y fue refrendado en la asamblea general ordinaria 2021, efectuada el 12 de marzo del 2021.

Los clubes de todas las divisiones percibirán un total de casi 55 millones de dólares, que fueron distribuidos en montos progresivos hasta el 2023.

“El fútbol es de los clubes y de la APF y por lo tanto podemos elegir a quien nos paga mejor para vender los derechos de televisación. La acción de un organismo regulador no puede tener efectos retroactivos sobre un contrato celebrado entre privados y negociado prácticamente en público”, afirmó el presidente Harrison.

“Lo que está en juego acá es la continuidad del deporte más querido de Paraguay y, sobre todo, la seguridad jurídica y el libre acuerdo entre partes sobre un tema privado”, agregó. “Si un organismo puede modificar retroactivamente un contrato celebrado entre privados, ¿qué interés puede tener alguna empresa en invertir en el futbol paraguayo cuando un contrato se cambia por la mitad?”, agregó Harrison.

“AFECTA DE FORMA GRAVÍSIMA”

El presidente del Club Olimpia, Miguel Brunotte indicó que esta situación puede afectar enormemente la economía de los clubes no solo para el presente, sino para las proyecciones que se realizan para los años posteriores.

“Se pone en riesgo por supuesto esta renovación de un contrato que no solamente se logra renovar, sino que se logra hacer respetar en el 2020 en un momento de la peor crisis que tiene el fútbol paraguayo, esta empresa respeta el contrato, no solamente se logra prolongar en un momento cuando en realidad todas las empresas desaparecen porque no hay fútbol, sino que inclusive mejoran los números, acá hay que tener muy bien en claro que se logró negociar, re negociar un contrato mejorando los números para el fútbol paraguayo, en todas sus categorías”, afirmó.

“Y si esto se avanza y si esta aberración que se está queriendo hacer ahora, donde unas cuantas empresas quieren entrar por la ventana avanza, hay que tener en claro para lo que puede llegar a ser el 2023 cuando nos sentemos a negociar de vuelta con empresas internacionales o con la misma empresa o cualquier proyecto no nos van a respetar, porque si los contratos no se respetan en Paraguay, cuando tengamos que renegociarlo van a decir para qué, no se va a respetar”, enfatizó Brunotte.

“Afecta de forma gravísima, ustedes que lo de la televisión es una de las principales palancas en el esquema financiero en uno de los clubes como Olimpia y podemos hablar acá que después de un año como el 2020 o el 2021, en muchos de los casos este es un contrato que nos garantiza la financiación para los próximos años. Particularmente para el club Olimpia esta es una situación gravísima por los dos motivos, por el tema financiero y por otro lado por lo que significa respetar el contrato y cómo nos va a afectar el 2023. Todos los clubes debemos pensar lo que sucederá en el 2023”, sostuvo el titular del Decano.

“Hoy tenemos un contrato de más de 55 millones de dólares entre la APF y Tigo Sports y la idea que esto en el 2023 pueda seguir subiendo y podamos multiplicar ese monto, pero cómo vamos a lograr una buena negociación si no se respeta los contratos. Me preocupa el ahora, pero también me preocupa lo que va a pasar en dos años”, remarcó.

Comentarios