Brasil sufre su primera desaceleración económica desde el inicio de la crisis – Revista PLUS

Brasil sufre su primera desaceleración económica desde el inicio de la crisis

EFE – La economía de Brasil decreció un 0,5 % en el tercer trimestre del año frente al anterior, con lo que el país registró su primera desaceleración desde el comienzo de la crisis en 2009, según los datos divulgados hoy por el Gobierno.

Brasil, uno de las grandes países emergentes cuya economía viene desacelerándose como consecuencia de la crisis, no sufría una caída en su Producto Interior Bruto (PIB) entre un trimestre y el siguiente desde los tres primeros meses de 2009, cuando la producción cayó un 1,6 % frente a los últimos tres meses de 2008.

El resultado fue atribuido por el Gobierno a la caída estacional de la producción agropecuaria (-3,5 %) y a la dificultad de repetir el buen desempeño del segundo trimestre, cuando la economía creció un 1,8 % en comparación con el primero.

Pese al mal desempeño en la comparación con el período inmediatamente anterior, la economía brasileña creció un 2,2 % en el tercer trimestre frente al mismo período de 2012 y acumuló una expansión del 2,4 % en los nueve primeros meses de 2013 frente al período entre enero y septiembre del año pasado.

Esos porcentajes refuerzan los pronósticos del Gobierno y de los economistas en el sentido de que el país terminará el año con un crecimiento del 2,5 %, con lo que pondrá fin a la desaceleración que sufre desde hace dos años.

Tras haber registrado una expansión del 7,5 % en 2010, la mayor en varias décadas, el crecimiento de la economía brasileña fue del 2,7 % en 2011 y de sólo el 1 % el año pasado, según el dato revisado divulgado hoy.

«Aún tenemos un trimestre por delante. Es perfectamente posible alcanzar el crecimiento del 2,5 % proyectado para 2013», afirmó el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, en una rueda de prensa en la que comentó el resultado del PIB.

El ministro destacó que la revisión del crecimiento económico en 2012 (desde el 0,9 % calculado anteriormente hasta el 1 % divulgado hoy) colocó a Brasil entre los países que más crecieron el año pasado entre los que forman parte del G-20, que junta a las mayores economías y a los grandes países emergentes.

Admitió, sin embargo, que el resultado del tercer trimestre dejó a Brasil en posición totalmente contraria.

«Fuimos el país que menos creció entre las mayores economías del mundo en el tercer trimestre», aseguró.

Mantega considera que la economía brasileña ya retomó el camino del crecimiento en los últimos meses del año y que el país tendrá condiciones de expandirse a un ritmo del 4 % anual en los próximos años.

«El consumo y la actividad económica están aumentando. Tendremos un resultado positivo en el cuarto trimestre. La economía brasileña está en trayectoria de crecimiento gradual, que debe continuar en los próximos trimestres», afirmó.

El ministro citó los datos que indican que el consumo de las familias, que durante muchos años fue la locomotora de la economía gracias a la caída del desempleo y el aumento de la renta y del crédito, comenzó a reaccionar tras una ligera desaceleración.

El consumo de las familias creció un 1,1 % en el tercer trimestre frente al segundo, su mayor expansión desde el primer trimestre de 2012 y muy por encima del 0,3 % del segundo trimestre.

El Gobierno, por otra parte, admitió su preocupación con la caída del 2,2 % en el tercer trimestre de la inversión productiva, que viene siendo estimulada para que sustituya al consumo de las familias como la locomotora que impulsa la economía brasileña.

La inversión había crecido en un 3,6 % en el segundo trimestre y en un 4,2 % en el primer trimestre.

Mantega admitió que el país aún necesitará «algunos años» para alcanzar tasas de inversión productiva equivalentes al 24 % del PIB pero aclaró que el programa de concesiones puesto en marcha por el Gobierno pude ayudar a incrementar la inversión.

En las últimas semanas Brasil subastó la concesión para la operación de los aeropuertos internacionales de Río de Janeiro y Belo Horizonte, ofreció a empresas privadas la gestión de tramos de dos carreteras federales y concedió a un consorcio liderado por Petrobras derechos para explorar y explotar el mayor yacimiento de hidrocarburos hasta ahora descubierto en el país.

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.