El talento con frecuencia es sobrevalorado y malentendido – Revista PLUS

El talento con frecuencia es sobrevalorado y malentendido

John Maxwell, en su libro “El talento nunca es suficiente”, aborda 13 atributos que es necesario aprovechar al máximo para ampliar el potencial y vivir la vida que deseas.

Maxwell, insiste que las elecciones que las personas toman no solo generan las habilidades que heredan sino que también los impulsa a la grandeza.

El talento con frecuencia está sobrevalorado y por lo general malentendido. El poeta y dramaturgo francés Edouard Pailleron había señalado que: “Cuando triunfas siempre habrá ilusos que digan que tienes talento”.

Cuando las personas obtienen grandes logros, por lo general los demás explican sus logros atribuyéndolos sencillamente al talento.

No obstante, esa es una forma falsa y engañosa de mirar el éxito. Si el talento por si solo es suficiente, entonces ¿por qué conocemos personas muy talentosas que no son altamente exitosas? Muchos hombres estadounidenses se obsesionan con el talento. Algunos piensan que talento es la respuesta para cada éxito.

Malcolm Gladwell, autor de Punto de Equilibrio, denota que muchas compañías y asesores dicen que encontrar a personas con talentos debe ser prioridad ante todo lo demás.

Él dice: “ante esta mentalidad de talento es la nueva ortodoxia de la administración estadounidense”. Algunas compañías contratan a docenas de administradores de empresas con maestrías de las universidades más reconocidas, los promueven rápidamente, los recompensan espléndidamentey nunca evalúan de manera correcta su desempeño. Pero cabe resaltar que el talento nunca es suficiente, Peter Ducker, padre de la administración moderna sostiene “parece haber muy poca correlación entre la efectividad de una personas y su inteligencia, la imaginación y el conocimiento son recursos esenciales, pero sólo la efectividad los convierte en resultados.

Por si mismos, sólo pueden poner límites a lo que puede ser contenido. Si el talento fuera suficiente, entonces las personas más influyentes y eficaces siempre serían las más talentosas, pero con frecuencia no es ese el caso”.

EL PRINCIPIO

Este libro no es en contra del talento. Yo creo en la importancia del talento. ¿Y cómo no hacerlo? Todos los líderes exitosos comprenden su importancia.

La mayoría de los líderes comprenden la dinámica de la propiedad, la responsabilidad compartida, la división de la labor y la delegación. Con frecuencia los líderes logran grandes objetivos dividiendo una tarea por partes y coordinando el esfuerzo en general. Hazañas notables, como la construcción de las pirámides o la gran muralla China, se lograron de esta manera. Sin embargo, hay algunas tareas que no pueden mejorarse añadiendo más personas.

La ley de brook declara: “añadir a más personas a un proyecto retrasado de software solo lo retrasará más”. Esto señala que la cantidad no siempre es lo mejor y algunas cosas se hacen mejor de la manera individual. Una ilustración sencilla y maravillosa de la importancia del talento se puede notar en los eventos deportivos tales como el salto de altura.

Para ganar el salto de altura se necesita que una persona pueda saltar dos metros, no siete personas que puedan saltar treinta centímetros. Ese ejemplo, parece obvio, no obstante por lo general, ¿no pensamos que añadiendo más personas a la tarea se puede lograr más?, esa no es siempre la solución adecuada.

De hecho, hay muchas tareas que necesitan más de talento que de número. Al igual que el salto de altura, requieren de un talento extraordinario en una persona y no del talento mediocre de muchos.

5días

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.