Finanzas personales: ¿Los paraguayos planificamos nuestros gastos? – Revista PLUS

Finanzas personales: ¿Los paraguayos planificamos nuestros gastos?

Daisy Abente, experta de la Organización SuperArte, explicó que el contexto natural del paraguayo ayuda a que de alguna manera se lo considere como «derrochador», debido a estar acostumbrados a la abundancia natural (mucho calor, abundancia de frutas, mucha agua, bosques, etc.), además de traer incorporado el hecho del “disfrute hasta acabar”.

En líneas generales, al paraguayo se lo considera como una persona generosa y que sabe divertirse, lo cual representa un buen calificativo, pero, ¿si trasladamos estos adjetivos a nuestra situación financiera personal?, ¿cómo somos en el día a día?, ¿cuidamos nuestros gastos mediante una planificación?

Al respecto, la experta en el área afectiva de finanzas personales de la organización SuperArte, indicó que la planificación no corresponde a algo natural en la costumbre paraguaya, sino que más bien, se trata de una creencia que de a poco debe ir siendo incorporada en la vida de las personas.

La profesional señaló que el contexto natural del paraguayo ayuda a que de alguna manera se lo considere como un «derrochador», “estamos acostumbrados a la abundancia natural, tenemos mucho calor, abundancia de frutas, mucha agua y bosques, etc. No estamos  acostumbrados a separar los bienes en porciones y distribuirlos en el tiempo. Solemos usar y acabar, sin considerar que mañana y pasado lo más seguro es que podemos necesitar”, aseveró.

Abente aseguró que esta situación se debe a nuestra propia historia y origen, además de la coyuntura socio política económica pasada y actual. En este sentido manifestó que este déficit se encuentra a la vista, usando como ejemplo la ciudad de Asunción, la cual no fue planificada ni proyectada como una verdadera ciudad capital.

Aclaró la profesional, que si bien se visibilizan avances y logros en la gente y en el sistema, aún se puede mejorar mucho más. “Esto no significa que no podamos paliar estos malos hábitos. Mirando desde el punto de vista de desarrollo personal nunca es tarde para pensarse, planificar, proyectarse y crecer; siempre y cuando la persona se lo proponga”, expresó.

 

Cómo cambiar los hábitos

Como proceso para mejorar los hábitos de planificación de gastos, Daisy Abente comentó que la verdadera transformación proviene de uno mismo, con la realización de un proceso interno personal de conocimiento, de re conocimiento, y aprendizaje. “Para poder cambiar e incorporar hábitos financieros saludables es necesario conocerme, analizarme y ponerme en acción, buscando conquistar las propias metas personales y familiares”, dijo.

La experta agregó que, para mejorar las finanzas, es necesario saber dónde y cómo estamos (conocer la realidad financiera), aceptar esta situación (por más que duela o moleste), tomar decisiones que lleven al cambio deseado (entrar en acción). “Estos son pasos de un proceso. Acá no hay magia, sino mucho trabajo sostenido que trae grandes recompensas”, afirmó.

 

Curso de finanzas personales

Como base a este requerimiento de mejorar hábitos, SuperArte ofrece un Curso de Finanzas Personales, cuyo segundo módulo se inicia el sábado 3 de octubre, con temas que muestran las formas de ganar dinero, ¿cómo gastamos el dinero?, la pirámide de la salud financiera y el presupuesto personal o familiar. Para más información al 021-328-5800 o en la fanpage de Facebook https://www.facebook.com/superartepy.

 

Tips para adquirir un mejor hábito de planificación

Dentro de la situación financiera del paraguayo, y teniendo en cuenta la falta de planificación, la coach y sicóloga Daisy Abente presentó unos tips para lograr la adquisición de una mejor cultura de planificación de gastos personales, entre los cuales se encuentran, el conocimiento de debilidades para disminuirlas y fortalezas para aumentarlas. Tomar conciencia de la situación personal actual, aprender de los errores del pasado y establecer metas varias. Asimismo, diseñar estrategias de acción dirigidas a esas metas, para luego empezar a actuar.

Abente agregó que este diseño debe ser aplicado repetidamente por las personas, las cuales deben tener suficiente flexibilidad para las adversidades que puedan surgir, darle tiempo al tiempo; analizar resultados y sacar aprendizajes. Como punto final, afirmó que se deben valorar los pequeños esfuerzos que acercan a la meta propuesta.

Comentarios