Cuál es el verdadero rostro de la política de endeudamiento del gobierno Cartes – Revista PLUS

Cuál es el verdadero rostro de la política de endeudamiento del gobierno Cartes

* Crédito Columna: Daniel Correa. Análisis del endeudamiento del Gobierno Nacional. Facultad de Ciencias Contables, Económicas y Administrativas de la Universidad Católica (FCCAE).

*Publicada en la edición impresa de revista Plus Mayo 2016.

El nivel de deuda sigue siendo prudente pero eso no significa que los fondos captados han sido bien utilizados, lo cual se debe a la primacía de intereses sectoriales por sobre la rigurosidad técnica a la hora de decidir en qué proyectos destinar los fondos públicos.

Mucho se ha debatido sobre el grado de endeudamiento que el gobierno de Horacio Cartes ha decidido realizar bajo la justificación que sería utilizado en inversiones en infraestructura que resultarían en una dinamización de la economía.

Varios sectores han realizado sendos cuestionamientos augurando una incapacidad de pago en el mediano plazo, mientras otros defienden las decisiones gubernamentales.

Por su parte, el gobierno ha manifestado de manera permanente que la deuda actual es manejable y que no existen riesgos.

En el interior del ministerio de Hacienda, se han realizado revisiones técnicas que modelan simulaciones sobre la trayectoria futura, y los resultados concluyen de manera positiva.

Sin embargo, es importante que se realicen mayores estudios técnicos y que la decisión sobre qué política de deuda seguir pueda ser debatida en diferentes espacios, considerando que una decisión como esta afecta a toda una nación. 

¿Es un error endeudarse?

Desde la perspectiva económica del Estado, la deuda no es mala, al contrario, debería formar parte de una estrategia de financiamiento del desarrollo de largo plazo, pero esa estrategia es la que no está muy clara y eso sí es arriesgado, y hasta podría ser peligroso en caso de no establecer una clara rigurosidad técnica y debate estratégico.

Paraguay precisa con mucha urgencia de capital para inversión y la deuda es prácticamente una de las pocas alternativas existentes ante la actual coyuntura fiscal.

Por eso, en un país donde por décadas no sea ha invertido en infraestructura económica y social, discutir más o menos deuda es realmente improcedente en este momento.

Quizás el debate debería estar centrado en qué sectores serán priorizados para que la deuda a ser contraída tenga un mayor impacto en el crecimiento de largo plazo.

La cuestión está en cómo asignar los recursos públicos a proyectos con alto impacto en la población, proyectos que hoy son necesarios para disminuir las brechas de infraestructura física y social.

Es por ello que, mientras la discusión de estos temas NO se centre en aspectos técnicos, SI tendremos que estar más atentos a la evolución de la deuda.

No es lo mismo tener un nivel de endeudamiento del 40% del PIB en proyectos con alto retorno económico y social, que fueron priorizados por mecanismos técnicos de inversión pública y dentro de una visión de estrategia de desarrollo, versus niveles de deuda del 20% del PIB en proyectos con poco impacto y que estén destinados a financiar gastos corrientes como salarios, vestimenta, combustibles, alimentos u otros similares.

¿Ritmo acelerado para endeudarse?

En cuanto al incremento del nivel de endeudamiento, los estudios técnicos de Hacienda señalan que el ritmo de crecimiento de la deuda deberá ir disminuyendo en los próximos años teniendo en cuenta su flujo de ingresos futuros.

Sin embargo, es importante señalar que si el gobierno desea mantener un ritmo similar al actual, el sistema tributario deberá tener una revisión importante tanto para reducir los niveles de evasión, que siguen siendo altos, así como la de ajustar ciertos impuestos de bajo rendimiento tributario.

Por ello, es fundamental que los proyectos financiados con deuda sean proyectos que generen retornos para su repago futuro. Es primordial pensar en un esquema tributario con menores exenciones y más progresivo, no solo para las cuestiones vinculadas con la deuda, sino con las relacionadas al financiamiento de los proyectos de desarrollo económico y social.

Conclusión

Si bien, el perfil actual de la deuda es prudente, en la medida que ese ritmo de crecimiento aumente en proyectos evaluados de manera deficiente y los riesgos financieros sean mayores, el impacto futuro será negativo.

La evidencia empírica en países de la región muestra claramente que cuando hubo periodos de un ritmo de inversión por encima del potencial, produjo periodos de ajustes de la inversión muy fuertes. Por eso instamos a las autoridades del Gobierno Nacional a que las decisiones de endeudamiento sean tomadas con rigurosidad técnica y no simplemente en ocurrencias políticas o sectoriales.

Paraguay necesita que sus recursos públicos sean destinados de manera eficiente y que estos beneficien a todos los habitantes de la República, con mayor crecimiento de la economía y reduciendo las desigualdades que tenemos en la sociedad.

Tapa_PLUS119

Revista Plus 10 años: 2006/2016

Suscríbete hoy a la edición impresa por solo G. 360 mil por 12 meses (ahorro del 25%) y recibe nuestra revista en la comodidad de tu oficina u hogar. 

Puedes hacerlo a través de nuestro Facebook; llamando al teléfono (595 21) 230 640/2; o enviando un e-mail a suscripcionesplus@revistaplus.com.py 

También puedes escribirnos en Twitter: @RevistaPLUSPY 

Disfruta de toda la información de la revista de economía, finanzas, empresas y negocios más influyente de ‪#‎Paraguay desde el 25 de marzo de 2006.

Comentarios