Amilcar Ferreira: “La crisis golpea con más fuerza a los más pobres” – Revista PLUS

Amilcar Ferreira: “La crisis golpea con más fuerza a los más pobres”

El analista económico propone mucho diálogo público-privado y políticas inteligentes, para salir adelante en este escenario de recesión que atraviesa Paraguay. Aunque es optimista con el potencial de crecimiento para el 2020, advierte que se deben llevar adelante varias medidas para amortiguar el impacto negativo, sobre todo en los sectores con menores recursos.

PLUS: La estabilidad macroeconómica y el promedio de crecimiento, ¿cómo se proyectan para los próximos meses?

Amilcar Ferreira: Luego de un primer semestre de 2019 muy difícil, la economía empieza a mostrar señales de recuperación. Considero que este segundo semestre será un poco mejor que el primero, pero de todas maneras vamos a cerrar el año con cifras muy modestas. Creo que en 2020 se va dar una recuperación, con un crecimiento cercano a nuestro potencial de 4%.

PLUS: ¿Va  a seguir impactando la situación política y económica argentina en la recesión que sufre el Paraguay?

Amilcar Ferreira: Estimo que sí. Argentina es un país vecino y socio comercial importante, hay muchos vínculos que nos unen: el comercio, las remesas, Yacyretá, entre otros. La debilidad económica de Argentina nos afecta, se reducen los ingresos por estas vías, aunque también hemos recibido algunos beneficios como capitales argentinos que ante la crisis en su país han encontrado en Paraguay un lugar estable para ser invertidos.

PLUS: En el escenario actual, ¿cuáles son los desafíos del Poder Ejecutivo y del Estado para dinamizar la economía?

Amilcar Ferreira: El contexto internacional, caracterizado en este momento por incertidumbre y volatilidad, debido principalmente a la guerra comercial entre EEUU y China, no va generar condiciones que nos ayuden. Por ende, dependeremos mucho más de lo que podamos hacer nosotros mismos.

Es importante seguir creando espacios fiscales que nos permitan invertir, alcanzar la cifra de US$ 1.000 millones/año de inversión pública y mantenerla, una política fiscal expansiva con énfasis en la inversión y no en el gasto corriente, mantener tasas de interés bajas, una política crediticia mucho más activa con mayor fondeo y presencia de la banca pública, e impulsar medidas micro que mejoren el clima de negocios y nuestra competitividad.

Ubico en un lugar central en la agenda seguir fortaleciendo las instituciones. En este sentido, conformar una Corte Suprema de Justicia con personas honorables y carácter para impulsar cambios positivos. Esto nos acercará al grado de inversión, que si alcanzamos será el acontecimiento económico más importante de la década.

PLUS: ¿Cuáles son y serán las principales consecuencias de la recesión económica, para la continuidad del gobierno de Mario Abdo Benitez?

Amilcar Ferreira: La crisis golpea con más fuerza a los más pobres, a aquellos que viven del día a día, no tienen reservas, la pobreza puede aumentar. Por otro lado, la caída de ventas afecta a muchas empresas, especialmente a las pymes, que enfrentan la posibilidad de cierre, se genera un mal humor social. Ante esto, es importante que la respuesta del gobierno sea rápida y con ideas muy claras, que ayuden a amortiguar el golpe.

PLUS: ¿Cree que Abdo Benítez llegará a concluir su mandato en el 2023?

Amilcar Ferreira: En general es deseable que los presidentes terminen sus mandatos, máxime en un país con una historia de inestabilidad política como Paraguay. Desde el advenimiento de la democracia (1989) hasta ahora, uno de cada tres presidentes no terminó su mandato. Pero asimismo, gobernar en democracia implica estar sometido al escrutinio público. Lo importante es que cualquier situación que se presente se resuelva por las vías institucionales.

PLUS: ¿Cómo impactó la situación económica a la gestión del Ejecutivo?

Amilcar Ferreira: El contexto internacional recibido por el presidente Mario Abdo Benítez no fue favorable. Se sumaron una menor producción de granos por el efecto climático, inundación, caída de las economías vecinas. Fue un arranque con casi todo en contra, muy difícil. Las perspectivas económicas en adelante van a requerir mucho diálogo público-privado y políticas inteligentes.

Comentarios