Provincia de Buenos Aires pide postergar pago de un vencimiento de deuda – Revista PLUS

Provincia de Buenos Aires pide postergar pago de un vencimiento de deuda

Foto archivo: Axel Kicillof y Alberto Fernández.

Buenos Aires, 14 ene (EFE).- La provincia de Buenos Aires, el principal distrito a nivel económico y demográfico de Argentina, solicitó este martes a los tenedores de bonos BP21 emitidos en dólares posponer hasta mayo el vencimiento de capital del próximo 26 de enero para evitar caer en una cesación de pagos.

El bono, que cotiza bajo el símbolo BP21, fue emitido en 2011 en dólares con vencimiento en 2021 por un monto total de 750 millones de dólares, a una tasa de interés fija anual de 10,875 % y con un esquema de pago escalonado semestralmente los 26 de enero y 26 de julio de cada año.

El próximo vencimiento por este título es el 26 de enero por un total de 277 millones de dólares, de los cuales 27 millones corresponden a intereses y 250 millones a capital.

La propuesta es diferir el pago de capital hasta mayo próximo, mientras que el pago del cupón de los intereses se hará en la fecha establecida.

«Estamos llamando a los bonistas que tienen vencimiento el 26 de enero (casi 250 millones de dólares) para solicitarles el consentimiento para hacer una enmienda del contrato para posponer el pago de capital del 26 de enero al 1 de mayo», explicó el ministro de Hacienda provincial, Pablo López, en declaraciones a la radio La Red de Buenos Aires.

El Gobierno bonaerense necesita alcanzar el 75 % de adhesión para poder posponer el vencimiento de capital, en caso contrario podría entrar en cesación de pagos ya que el Poder Ejecutivo nacional anticipó que no podrá auxiliar financieramente al distrito para hacer frente a este compromiso.

«Si no alcanzamos el 75 %, obviamente no se puede aplicar la enmienda, con lo cual iremos viendo los pasos a seguir en ese caso. La situación de la provincia es muy compleja y la situación de la deuda es extremadamente difícil de sobrellevar», reconoció el ministro bonaerense.

El ministro de la provincia aseguró que la situación «requiere de trabajar para poder recuperar la sostenibilidad de la deuda, esto así es insostenible».

La provincia, gobernada por el kirchnerista Axel Kicillof, publicó este martes en los periódicos un aviso solicitando el consentimiento de los bonistas, pero ya inició días atrás las conversaciones informales con los tenedores de este título en particular, que según precisó el ministro son fondos de inversión medianos y pequeños y algunos inversores individuales.

El anuncio del Gobierno nacional -del mismo color político que el bonaerense- de que no hará un salvataje financiero a la provincia de Buenos Aires, principal motor industrial y agropecuario del país, hizo caer la cotización de los bonos del distrito.

«Vamos a ir paso por paso, faltan varios días para el 26. Tenemos este lanzamiento de esta solicitud de consentimiento, iremos viendo cómo evolucionan las conversaciones con los bonistas, no quisiera adelantarme», expresó el ministro bonaerense al ser consultado acerca del riesgo de caer en un cese de pagos.

El nuevo Gobierno provincial asumió el pasado 10 de diciembre, tras cuatro años de gestión de la gobernadora de Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal.

El ministro bonaerense aclaró que Kicillof busca «una solución integral, amplia, duradera y a largo plazo».

«No es nuestra intención ir trabajando vencimiento por vencimiento. Ésta es una situación particular porque nuestra asunción es muy reciente, no es la idea de ir haciendo parches», aclaró.

En una rueda de prensa, Kicillof dijo que su provincia tiene «voluntad de honrar los compromisos» pero advirtió que «en estos momentos no hay capacidad de hacerlo».

«Esperamos de los acreedores un accionar igual que el nuestro, de buena fe y con madurez, para impedir que la resolución de este problema de insostenibilidad de la deuda sea una resolución desordenada. Por eso recurrimos a los mecanismos legales contemplados en los contratos», dijo el mandatario.

La provincia deberá afrontar hasta finales de 2023 vencimientos de deuda por 8.800 millones de dólares, de los cuales 2.900 millones corresponden a 2020.

«Lo que ocurrió en la provincia es simplemente un capítulo más de la forma en la que se endeudó el país durante la gestión del presidente Mauricio Macri (2015-2019)», afirmó Kicillof.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández también se encuentra en negociaciones con acreedores particulares y organismos internacionales y multilaterales, entre ellos el Fondo Monetario Internacional (FMI), para acordar un aplazamiento de los plazos de pago de la deuda soberana argentina. EFE

Comentarios