Renault se enfrenta a proceso colectivo en Francia por fallos en un motor – Revista PLUS

Renault se enfrenta a proceso colectivo en Francia por fallos en un motor

París, 11 ene (EFE).- Renault se enfrenta a un posible procedimiento judicial colectivo en Francia lanzado por propietarios de vehículos equipados con un motor de gasolina fabricado en España y en el Reino Unido entre 2012 y 2016 que se quejan de un mal funcionamiento recurrente, con una larga lista de incidentes.

El abogado Christophe Lèguevaques, especialista en procesos colectivos, puso en marcha este martes una convocatoria para que se inscriban en su iniciativa todos los clientes que se estimen perjudicados y, en declaraciones a Efe, precisó que el procedimiento penal podría formalizarse en abril.

Lèguevaques indicó que en el sitio internet que ha creado para las inscripciones ya se han apuntado una veintena de propietarios de coches con el motor 1.2 TCe de 115 y 125 caballos, del que Renault fabricó 400.000 unidades, de los cuales 133.000 equipan vehículos matriculados en Francia y el resto en otros países.

Está en modelos de Renault, como Captur, Clio, Kadjar, Kangoo, Mégane, Scénic y Grand Scénic, pero también en los Dacia Duster, Dokker y Lodgy, en los Mercedes Citan y en los Nissan Juke, Qashqai y Pulsar.

De acuerdo con los promotores de la iniciativa, los incidentes más frecuentes son un consumo excesivo de aceite con una pérdida de potencia que puede conducir a una avería total, con frecuencia entre 65.000 y 125.000 kilómetros.

El abogado afirmó que ha recibido numerosos testimonios de que se han evitado por poco accidentes mortales. Aseguró que «Renault está al corriente desde 2014-2015 de estos problemas y no ha hecho nada, aun sabiendo que es peligroso».

Igualmente señaló que se está estudiando la posibilidad de que puedan sumarse a la denuncia que contemplan otros clientes fuera de Francia.

La asociación de consumidores UFC-Que Choisir había lanzado una advertencia en mayo sobre esos motores y había reclamado a las marcas que asumieran las reparaciones de todos los vehículos que presentaban un incidente identificado.

Renault, que tiene intención de hacer una comunicación pública y precisa sobre este asunto el miércoles, ha puesto el acento en que solo «un bajo porcentaje» de los coches equipados con esos motores pueden presentar problemas.

También aseguró que hasta ahora ya han asumido total o parcialmente los gastos de las reparaciones o ajustes del 90 % de los clientes que han acudido al fabricante, aunque no ha querido precisar si esas quejas se cifran en decenas, en cientos o en miles. EFE

Comentarios