Londres promete más poderes a Escocia en un último intento de evitar el ‘sí’ en el referéndum – Revista PLUS

Londres promete más poderes a Escocia en un último intento de evitar el ‘sí’ en el referéndum

Los líderes de los tres principales partidos del Parlamento británico -conservadores, laboristas y liberaldemocrátas- han firmado una carta conjunta con promesas de mayor autonomía para Escocia en caso de que el «no» a la independencia se imponga en el referéndum del jueves.

«El parlamento escocés es permanente y se le cederán nuevos poderes mediante el proceso y el calendario acordado y anunciado por nuestros tres partidos, lo que comenzará el 19 de septiembre», dice la misiva publicada en el diario «Daily Record», que firman el conservador David Cameron, el laborista Ed Miliband y el liberaldemócrata Nick Clegg.

Los políticos señalan «categóricamente», entre otros aspectos, que la palabra final sobre los fondos destinados en Escocia al Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) será competencia del Parlamento de Edimburgo, uno de los temas polémicos de la campaña.

La publicación de esta carta en primera página del periódico escocés llega a solo dos días de la votación y con unas diferencias muy estrechas en los sondeos después de que los independentistas consiguieran recortar distancias durante el mes de agosto, entre el nerviosismo de la clase política británica.

En su último viaje a Escocia antes del referéndum, el primer ministro británico, David Cameron, rogó ayer a los escoceses que votaran «por salvar nuestro Reino Unido» y evitar así la ruptura de la unión entre Inglaterra y Escocia sellada en 1707, que calificó de «un divorcio muy doloroso».

El ministro principal escocés, el independentista Alex Salmond, calificó hoy la carta como «una desesperada oferta de nada en el último minuto» y aseguró que no va a «disuadir a los escoceses sobre la gran oportunidad de poner el futuro de Escocia en manos de Escocia».

«Aquí en Escocia hemos venimos hablando de estos poderes durante muchos meses», declaró por su parte a la BBC el portavoz laborista de Exteriores, Douglas Alexander.

Miliband realizó hoy su último viaje a Escocia antes de la votación, que resultó bastante accidentado.

El líder laborista fue abucheado y empujado por algunos partidarios del «sí» durante una visita no anunciada a un centro comercial en Edimburgo, después de que se propagase rápidamente en las redes sociales.

Para Miliband, lo sufrido es una muestra del «lado desagradable» de la campaña del «sí» pero también de que los debates son «apasionados» y hay «puntos de vista muy fuertes en ambos bandos».

En todo caso, el líder laborista insistió en que habrá un «cambio hacia una Escocia más fuerte y un mejor Reino Unido» si los escoceses rechazan la secesión y, siguiendo la línea de lo expresado ayer por Cameron, se refirió al «sí» a la independencia como una decisión irreversible que implica «grandes riesgos».

«El cambio está en camino con más poderes fiscales y en prestaciones fiscales para el Parlamento escocés», aseguró Miliband, para prometer también «cambios en el Estado británico, la Cámara de los Lores y el modo en el que trabajamos con nuestras naciones». «Actualmente el impulso está a favor de la campaña del no y la gente reconoce que existe una auténtica oferta de cambio si se vota no», opinó el dirigente laborista.

La independencia escocesa tendría consecuencias especialmente negativas para los laboristas, que superan ampliamente a los conservadores en la región y cuentan con 41 diputados en Westminster elegidos en Escocia frente a tan sólo uno del Partido Conservador.

Una encuesta realizada el pasado domingo por Survation, sin tener en cuenta a los votantes escoceses, situó a los laboristas con la mayor intención de voto de cara a las elecciones de 2015 con un 34 por ciento, dos puntos más que los conservadores.

En las últimas semanas está liderando la oposición laborista a la independencia de Escocia el exprimer ministro Gordon Brown (2007-2010), escocés y una figura respetada en esta región.

En un acto durante la jornada de hoy, Brown acusó al ministro principal de Escocia, el independentista Alex Salmond, de «mentir» acerca del futuro del Sistema de Salud cuando alerta de que está en riesgo de ser privatizado por los recortes aplicados desde Londres.

«El Parlamento escocés ya puede mantener el NHS en manos públicas con sus actuales competencias», así que lo que dice el Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Salmond es «mentira», subrayó Brown.

Fuente: La República

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.