Casas de crédito aprovechan arco libre para aplicar usura – Revista PLUS

Casas de crédito aprovechan arco libre para aplicar usura

Bajo el argumento de que tienen que cubrir altos riesgos, comercios que otorgan préstamos personales meten sus manos en los bolsillos de las personas cobrando intereses muy por encima del tope de usura para entidades reguladas. Disfrazan tasas sólo dando a conocer montos de cuotas. Banco Central espera nueva ley para intervenir.

La tasa de interés repre­senta el precio del dinero que paga un ciudadano o empresa por un crédito, se­gún la Superintendencia de Bancos, los límites máximos a partir de los cuales la tasa de interés activa es conside­rada usuraria para operacio­nes a realizarse en el mes de febrero de 2016 es de 43,33%.

Una investigación reali­zada por el equipo de 5días Research indica que las casas de créditos ofrecen créditos con intereses que van en­tre 47 y 53%, para préstamo de un millón de guaraníes a un plazo de un año, este producto es ampliamente comercializado para las per­sonas de bajo recurso debido a su falta de registro finan­ciero, además de la simpleza que representa acceder a los créditos, en algunos casos solamente con cédula y sin la presentación de algún do­cumento extra.

CUOTAS

Las casas de créditos, al ofrecer el producto, no in­dican la tasa a la que está sometida el préstamo, ex­presan solamente la cuota mensual que se debe amor­tizar por el préstamo.

Para clarificar el pano­rama, unas cuotas de G. 128.000 por un préstamo de un millón de guaraníes, a un año, representan una amortización total de G. 1.536.000, es decir, que el interés por el préstamo re­presenta aproximadamente 53%.

EL ARGUMENTO

Representantes de casas de créditos indicaron que al operar fuera del merca­do regulado por el BCP es importante recalcar que las casas de créditos exponen fondos propios a los riesgos inherentes del otorgamiento de microcréditos en el sector informal del mercado finan­ciero.

La tasa de interés es fijada a través de una variedad de factores, pero al trabajar en este segmento el inversor carece de informaciones oficiales y otras herramien­tas con las que las entidades financieras reguladas sí cuentan; por lo que al tener mayor riesgo y menor infor­mación oficial y del cliente, las casas de crédito deben contar con mayores tasas de interés, pero siempre por debajo de la tasa usuraria.

La tasa de interés cobra­da por las casas de crédito es definida para cubrir los riesgos del crédito y buscar la ganancia de los inversio­nistas.

Habiendo dicho esto, las casas de crédito no otor­gan créditos sin observar la mora que acarrea su car­tera, sino que este es parte del segmento en que las casas de crédito operan y nadie juega a perder en el negocio financiero.

En cuanto a los efectos sobre el sistema financie­ro regulado, además de la posible (aunque mínima) competencia en el otor­gamiento de créditos, las entidades no reguladas por el BCP poseen ventajas competitivas en cuanto a la flexibilidad de la documen­tación requerida, tasas e incluso del régimen de pre­visiones, las que se realizan en forma voluntaria y con la periodicidad que estas con­sideran.

En resumen, es un seg­mento de mayor riesgo, por lo que acorde a la gestión de los involucrados en la em­presa, esta puede prosperar o caer ante los riesgos.

Regulación

En comunicación directa con representantes del BCP, señalaron que según la ley de bancos de 1996, las casas de créditos no se encuentran re­guladas por el Central.

El registro oficial de las empresas se hace a tra­vés del MIC como cualquier firma y ante una de­nuncia del usuario por alguna irregularidad, sólo puede recurrir a Defensa del Consumidor.

No obstante, la nueva Ley de Bancos contempla la modificación de un artículo donde incluye al BCP como ente regulador de las casas de créditos.

El 10 de diciembre del año pasado se trató en Di­putados la modificación de la Ley de Bancos, la misma pasó a Senadores para su estudio y, en caso de ser aprobado, pasaría al Ejecutivo para su promulgación. La misma sería tratada de for­ma inmediata a la vuelta del receso parlamen­tario.

Fuente: Diario 5dias

Comentarios